Viernes, 22 Julio 2016 02:34

¿Qué significa Twitter para mi yo docente?

Esta pregunta esconde tras ella una profunda reflexión, necesaria por otro lado, que todo usuario, no digo ya si es docente, de Twitter debería alguna vez hacerse.

Lo primero que me vino a la mente, lo reproduje esta semana en estos cuatro sencillos tweets de la siguiente imagen. Pero he querido profundizar más en el tema y llegar al fondo de la cuestión.
 
Por no enrollarme excesivamente, en un tema que ya es recurrente en este blog, he tratado de hacerlo a modo de frases cortas y contundentes, con mucho jugo interior, como cualquier tweet de Twitter donde en 140 caracteres tienes que condensar ideas, recursos, reflexiones y pensamientos.
 
Escaparate y espejo personal y profesional: twitter me permite mostrar a los demás quien soy, que hago, que pienso o siento, con o sin un fin promocional, y a su vez me permite descubrirme, realizar una mirada interior hacía quien realmente soy yo.
 
PLEnitud de mi PLE: twitter consigue que descubra ese afán por aprender, por investigar, por indagar, por ser curioso, de mente despierta, inquieto y activo. Configura mi aprendizaje, mi entorno de aprendizaje, con herramientas, métodos, recursos y personas.
 
Comunidad Social de Aprendizaje: mi TL, mis seguidores y seguidos junto conmigo, formamos una comunidad social donde fluye el aprendizaje, donde convergen muchas veces unos mismos intereses, inquietudes, donde surgen oportunidades, donde se comparte y se genera conocimiento.
 
Invernadero de coworking: lugar donde se propicia, se gestan y generan proyectos colaborativos, colaboraciones y trabajos entre docentes, muchas veces distantes en el espacio pero no el tiempo ni en los intereses comunes.
 
Buscador y repositorio, banco o fuente inagotable de recursos: twitter se ha convertido en mi buscador profesional de recursos. Herramientas, blogs, tutoriales, opiniones, reflexiones, etc. siempre es fácil dar con ellas a través de twitter. Das con sus links con tan sólo indicar palabras clave de tu búsqueda o el hashtag apropiado para la ocasión.
 
Grupo de terapia profesional: donde encontrar apoyo, reconocimiento, ayuda, diálogo, debate, crítica constructiva, convivencia digital, espacio donde emocionarse, apasionarse, compartir sentimientos, pasiones, preocupaciones y también, porqué no, anécdotas, vivencias, experiencias intrascendentales, humor y sinsentido.
 
Twittgaceta de las noticias: para estar al día, al instante, en el momento y en el contexto adecuado. Twitter llega a todos los momentos y a todos los lugares. Actualización constante en la vida y el aprendizaje.
 
Hervidero de prácticas: lugar de aprendizaje para/con/de mis alumnos. Donde llevar a cabo aprendizajes, proyectos y también promocionar, participar y promocionar buenas prácticas. 
 
Segunda residencia: twitter es muchas veces una segunda casa o cuanto menos una casa residencial, un segundo centro, otro claustro. Hablamos muchos twitteros de nuestra familia twittera, de nuestro claustro twittero y no en vano, muchas veces así lo es, lo ha sido y lo será.

Igual, aparecerá otra cosa en un futuro y twitter desaparecerá o caerá en el olvido y el desuso, pero a buen seguro que otra historia, otro espacio o lugar donde todo esto se de, se dará.
 
A riesgo de parecer miembro de una secta o actor en un anuncio de detergentes, diré el que muchas veces ya he dicho y seguiré diciendo: “Twitter me cambió la vida. Desde que uso twitter mi aprendizaje se ha vitalizado de forma constante, mi PLE está en PLEna forma. No puedo vivir sin él, no sabría vivir sin él. Sin ataduras, sin adicción, sin estrés por infoxicación y sin el miedo a que me perderé, sabiendo desconectar y aprovechar el instante, pues sólo queda aquello que vale, solo se pierde aquello que no vale”.
 
Sólo se pierde aquello que no se cuida. No se cuida aquello que no se valora. No se valora aquello que no se ama. No se ama aquello que no se conoce”

 

Last modified on Lunes, 01 Agosto 2016 02:42