• Inicio
  • TICS
  • Usando Edtech para mejorar los resultados para los estudiantes con autismo
Lunes, 20 Febrero 2017 17:52

Usando Edtech para mejorar los resultados para los estudiantes con autismo

Written by
Rate this item
(0 votes)

La temporada de graduación está aquí y miles de estudiantes se están preparando para entrar en el "mundo real". La mayoría de ellos pasarán este verano preparándose para la universidad o comenzando nuevos trabajos. Pero para muchos con autismo, el futuro no se siente tan brillante.

 

Los nuevos datos del National Autism Indicators Report revelan que un tercio de los adultos jóvenes (de 18 a 25 años de edad) con autismo no tienen trabajo ni asisten a la universidad. Sólo el 19 por ciento de los adultos jóvenes con autismo han vivido independientemente de sus padres, en comparación con el 60 por ciento de sus pares típicamente en desarrollo.

 

 Claramente esto no es lo que queremos para nuestros estudiantes. De muchas maneras, nuestro sistema de educación especial - que se supone que está preparando a los estudiantes con discapacidades para el mundo real - les ha fallado.

Pero no tiene por qué ser así.

Al equipar a los maestros y educadores para servir mejor a estos estudiantes, podemos asegurarnos de que muchos más estudiantes con discapacidades tengan la oportunidad de graduarse de la escuela preparada para continuar su educación o encontrar un trabajo significativo. Los educadores tienen la capacidad de ayudar a los estudiantes con discapacidades a tener éxito, como el terapeuta pediátrico Dmitry Libman y la terapeuta ocupacional Kara O'Donnell hacen en las escuelas públicas de Nueva York Yonkers.

Libman y O'Donnell trabajan en el programa de autismo de la Escuela Preparatoria Roosevelt, enfocándose en enseñar a los estudiantes las habilidades ocupacionales necesarias para encontrar un trabajo o ser aceptados en un programa de transición de calidad después de la escuela secundaria. Para ello, han establecido varios programas diferentes, tanto en la escuela como en la comunidad, para ayudar a sus estudiantes a aprender valiosas habilidades para la vida. En la escuela, los estudiantes manejan el programa de reciclaje, trabajan en la tienda de estudiantes, manejan un centro de distribución de ropa y hogar para la comunidad local sin hogar y cuidan el jardín de la escuela. La escuela secundaria también se ha asociado con varios negocios en la comunidad, incluyendo Dunkin 'Donuts, el Ejército de Salvación, CVS y la pizzería local, donde los estudiantes con autismo tienen oportunidades de involucrarse con los miembros de la comunidad y aprender habilidades prácticas.

Debido a estos programas en la escuela y alianzas comunitarias, los estudiantes con autismo en la Escuela Secundaria Roosevelt se han vuelto más confiados y salientes con los adultos y sus compañeros. A cambio, los compañeros, el personal y la comunidad han abrazado a los estudiantes en el programa. En palabras del director de Roosevelt, Edward Dechent, "se han convertido en familia".

Para construir este notable programa, Libman y O'Donnell han confiado en un currículo en línea y un programa de recopilación de datos. Pueden descargar planes de lecciones imprimibles y análisis de tareas para enseñar a los estudiantes habilidades para la vida funcional, y usar un conjunto de herramientas de recolección de datos para ayudarles a documentar el éxito de los estudiantes. ¿El final resulto? Cada estudiante se graduará con una cartera que demuestre su conjunto de habilidades y su nivel de independencia, lo que facilitará a los empleadores y programas potenciales entender las capacidades de estos estudiantes.

Desafortunadamente, no todos los educadores tienen acceso a programas y herramientas para implementar programas tan necesitados como este. Los maestros necesitan apoyo para enseñar estas habilidades y asegurar que los estudiantes salgan de la escuela secundaria con el mayor grado de independencia posible. Las escuelas invierten fuertemente en los planes de estudio para la educación general, y un enfoque significativo se pone en la preparación de niños típicamente en desarrollo para la vida después de la escuela secundaria: Los estudiantes con discapacidades merecen el mismo apoyo intensivo. Los educadores necesitan tener acceso a un desarrollo profesional de alta calidad que apoye su adquisición de habilidades para enseñar eficazmente a los estudiantes con autismo y necesitan sistemas de datos robustos para ayudarles a rastrear y documentar el progreso del estudiante. Una variedad de recursos y planes de estudios están disponibles para abordar las necesidades únicas de los adultos jóvenes con trastorno del espectro autista (TEA):

El Currículo Integrado de Apoyo Propio (Paradiz, 2009) proporciona instrucción directa sobre la auto-promoción, permitiendo a los adultos jóvenes con ASD abogar por su propio bienestar.

Prácticas basadas en la evidencia para niños, jóvenes y adultos jóvenes con trastornos del espectro autista (Wong et al, 2014) enumera 19 prácticas de intervención basadas en la evidencia para jóvenes de 15 a 22 años de edad. Seis de estas prácticas abordan específicamente la intervención vocacional. Los educadores deben recibir capacitación sobre estas intervenciones y los sistemas escolares deben asegurar que estas prácticas se estén utilizando con fidelidad.

Rethink es el currículo y la recopilación de datos utilizados por Libman y O'Donnell en la Escuela Secundaria Roosevelt.

La Búsqueda de Proyectos (Wehman et al, 2014) es un programa de transición eficaz para jóvenes TEA que aumenta la probabilidad de que, después de la graduación, los jóvenes estén involucrados en un empleo competitivo.

Es hora de traer más de estos recursos tan necesarios a nuestras escuelas. Los estudiantes con autismo merecen el acceso a una educación de alta calidad ya maestros bien preparados que pueden satisfacer sus necesidades y prepararlos para un futuro brillante.

 

 

Read 700 times Last modified on Domingo, 11 Noviembre 2018 22:53