• Inicio
  • TICs
  • De vuelta a lo esencial: Guía para desarrollar un curso eLearning
Domingo, 15 Enero 2017 02:45

De vuelta a lo esencial: Guía para desarrollar un curso eLearning

Recuerda cómo aprendió matemáticas?

Usted atravesó cuatro etapas. Aprendió la definición de lo que es sumar, restar, multiplicar y dividir. Luego, su maestro le enseñó a sumar, restar, multiplicar y dividir. Después  realizó prácticas para reforzar la teoría y, finalmente, venían los temidos exámenes. Así es como se lleva a cabo todo el aprendizaje, y no es diferente con eLearning.

 

La lección aquí es que un proceso de aprendizaje efectivo no requiere tecnología sofisticada. Lo que sí requiere es una estrategia de diseño instruccional sólida.

En este post vamos a explorar el modelo: Decir- Demostrar- Hacer- Aplicar. Este es un punto de partida útil para desarrollar entornos eLearning realmente efectivos, ya que cubre las etapas críticas requeridas en el proceso de aprendizaje.

 

#1: Informar (Decir)

Todo aprendizaje tiene que empezar con el conocimiento en su forma básica. Esta etapa es un canal de comunicación de una sola vía, donde no hay interacción por parte del alumno; solamente se presenta información al alumno. Aquí se introducen los conceptos, los hechos, los pasos de un procedimiento; y las características y partes de un objeto, proceso o idea.

Estas son las estrategias de enseñanza por tener en cuenta en esta fase:

  • Utilizar técnicas apropiadas que llamen la atención.
  • Reiterar los objetivos de aprendizaje para establecer la relevancia y saciar su interés.
  • Responder  las preguntas: ¿Qué, por qué, cómo, cuándo y en su caso, dónde?

Estas son las herramientas que le ayudarán a alcanzar sus fines en esta fase:

  • Preguntas: Haga preguntas de sondeo para involucrar a los estudiantes y averiguar sobre su aprendizaje previo.
  • Diagramas de flujo: Utilice estos diagramas para presentar una visión general del contenido.
  • Metáforas: Utilice estas herramientas para impartir un sentido de familiaridad con conceptos desconocidos.
  • Historias y Drama: ¡No hay mejores ganchos!
  • Elementos visuales (infografías, fotos, diagramas): Las fotografías hacen un mejor trabajo en explicar algún asunto complejo que las palabras.

#2: Demostrar

Esta es la fase de demostración donde usted proporciona ejemplos específicos y pruebas reales de los conceptos, principios y procesos introducidos en la fase anterior para ayudar a los estudiantes a aplicar sus conocimientos en la siguiente etapa (Hacer).

Todos los estudiantes tienen que entender el contenido para que puedan utilizarlo:

Aquí están las estrategias de enseñanza:

  • Explicar con ejemplos y analogías los escenarios de la vida real con que los alumnos puedan relacionarse. Esto refuerza la relevancia del curso. En algunos casos, lanzando unos “contra ejemplos” junto con los ejemplos puede aclarar conceptos y procedimientos.
  • Diseñar el curso para que sus estudiantes estén a cargo del ritmo al que quieren aprender.
  • Hacer una lista o resumen de los puntos críticos de aprendizaje, especialmente después de una actividad demostrativa compleja.

Hay varias herramientas que puede utilizar para demostrar conceptos y principios a los alumnos:

  • Estudios de caso: Los alumnos adultos suelen engancharse por este enfoque de aprendizaje basado en problemas.
  • Escenarios: Crear escenarios realistas en los cuales los personajes demuestren autoridad pero a la vez sean amigables y familiares.
  • Simulaciones: Simulaciones imitan la realidad del alumno y sitúan el aprendizaje en contexto, manteniendo enganchados a los alumnos que participan.
  • Ayudas visuales: Tablas de comparación y mapas conceptuales ayudan a los estudiantes a visualizar la información y muestran relaciones complejas.
  • Infografías: Debe comparar dos procesos, ideas, objetos o personas. La infografía es una gran herramienta para esto.

#3: Hacer

Esta es la parte de práctica o la fase de su curso de “Déjeme hacer”, donde los alumnos pueden poner a funcionar los conocimientos que han adquirido y las habilidades que han aprendido. 

Aquí están las estrategias de enseñanza por tener en cuenta:

  • Realice actividades de práctica. La repetición ayuda a fomentar el aprendizaje y el recuerdo.
  • Concéntrese en actividades que imitan la realidad de los alumnos.
  • Elija la actividad de práctica apropiada dependiendo de la naturaleza del contenido.
  • Ofrezca realimentación, para que se convierta en una oportunidad de aprendizaje. 

Las siguientes herramientas le ayudarán a diseñar actividades prácticas eficaces:

  • Ejercicios: Son ideales para la práctica de habilidades fundamentales.
  • Simulaciones: Estos son apropiados para la práctica de contenidos a nivel de aplicación.
  • Escenarios y Estudios de caso: Estos obligan a los alumnos a analizar múltiples tipos de datos para llegar a la solución.
  • Juegos: Involucran a los estudiantes y proporcionan un descanso bien merecido, siempre y cuando se mantengan relevantes para el contenido que se aprendió.

#4: Aplicar

Esta es la evaluación o la fase “Pruébeme” que evalúa el rendimiento del alumno contra partir de los objetivos de aprendizaje establecidos.

Aquí están las estrategias de enseñanza por tener en cuenta:

  • Mapa de evaluación de los objetivos de aprendizaje.
  • Utilice “pre-tests” para identificar las brechas de aprendizaje.
  • Utilice “post-test” para evaluar las ganancias de aprendizaje.

Puede utilizar las siguientes herramientas para animar a los estudiantes a tomar el aprendizaje de nuevo y aplicarlo en sus puestos de trabajo:

  • Preguntas de repaso
  • Juegos
  • Simulaciones
  • Juegos
  • Diferentes tipos de evaluaciones: Completar oraciones, Opción múltiple, Respuesta corta

Conocer la estrategia de instrucción adecuada y el formato de contenido específico le ayudarán a alcanzar los objetivos de aprendizaje y a no defraudar a sus alumnos.

Last modified on Viernes, 27 Enero 2017 19:59