Jueves, 08 Noviembre 2012 19:45

Es un hecho,`la web no olvida´


Sí, es una frase que se ha repetido en múltiples ocasiones: "La web no olvida". Sin embargo, no todos la consideran. La huella negativa que se deja en Internet, con fotografías inapropiadas en Facebook o comentarios iracundos en Twitter, tarde o temprano, tiene repercusiones.

No es necesario ir lejos para encontrar ejemplos, basta dar un recorrido en los espacios digitales de los contactos más cercanos para comprobar la falta de sensatez en la Red de redes.

Se pensaría que todo tiene que ver con la edad, que son los adolescentes los que no conocen la mesura, pero las sorpresas también las suelen dar los jóvenes y adultos.

Un amigo mío, de 27 años, quien asistió a una reciente exposición de la industria restaurantera, se tomó una foto con una edecán, y se le ocurrió "subirla" a su muro de Facebook. Lo peor de todo es que la eligió como imagen de perfil.

Sus contactos, inmediatamente, se divirtieron: los hombres, en su mayoría, alababan la belleza de la chica, mientras que las mujeres cuestionaban el hecho. "Ahora que tu esposa mire esta fotografía, ¡quiero ver cómo te va a ir!", le recriminó una de ellas.

Al final, quitó la imagen, se dio cuenta de que había creado una polémica que no resultó nada agradable, lejos de lo que buscaba en un principio: divertirse.

¿Qué es lo que no se debe compartir en las redes? ¿Cuál es el "tono" preciso para dar una opinión sobre un determinado tema? ¿Cómo tener un comportamiento adecuadoen estos escenarios?

Tal vez, la respuesta más obvia sería utilizar el sentido común, aunque, como se ha comprobado, es lo más difícil de lograr, no sólo en el espacio virtual, sino en el físico, el que comienza una vez que se apaga la pantalla de la PC.

De pronto, la libertad que se vive en Internet "envuelve" de tal manera que es imposible prever las consecuencias lógicas de ciertas decisiones digitales que se toman.

Las manos en el teclado son más rápidas que el hecho de reflexionar antes de hacer un comentario colérico en Twitter.

Jorge Avila, director general de la consultora "@dosensocial", me decía que las personas que recién están llegando a las redes, no toman en cuenta "la experiencia" que ya han generado otros usuarios, y cometen errores que afectan su reputación en línea de manera definitiva.

"¿Cómo quiero que los demás me visualicen en Internet?", "¿aporta algo esta frase que quiero aplicar?", "¿me gustaría que mi jefe y mis familiares me encuentren en esta pose o situación cuando busquen mi nombre en Google?", son preguntas que no estaría de más responder antes de llevar a cabo cualquier acción en el mundo de los ceros y unos.

Debe quedar claro que una vez que las fotografías o comentarios salen de la computadora o el dispositivo móvil hacia los escenarios virtuales, no hay retorno, inician un viaje con diversas posibilidades difíciles de controlar.




Fecha: Lunes 15 de octubre de 2012
Fuente: EL UNIVERSAL - Tech Bit


Last modified on Jueves, 08 Noviembre 2012 19:49