Jueves, 21 Junio 2012 15:41

Nuevos inversionistas de la creatividad

Written by
Rate this item
(0 votes)

El esquema “crowdfunding” congrega a internautas interesados en soportar financieramente proyectos a cambio de recompensas: se prevé que este modelo alternativo se extenderá a diversos sectores profesionales.

 

Adriana Silvestre

 

Artistas, diseñadores, bandas musicales, escritores y desarrolladores de videojuegos, entre otros, recurren a los usuarios para hacer realidad sus proyectos, a través de plataformas de crowdfunding.

En este modelo alternativo de financiación, el consumidor final tiene un papel protagónico. Si una idea le parece lo suficientemente atractiva, puede invertir en ella, difundirla a sus contactos o seguidores en redes sociales para que también aporten recursos y, sobre todo, recibir “recompensas”.

Desde que una iniciativa se publica en algún servicio de microfinanciación, se especifica la cantidad de dinero que requieren sus creativos para consolidarla, los montos mínimos y máximos que pueden dar a los usuarios, así como el plazo de tiempo que tienen para efectuarlos.

Alejandro Rodríguez y Ara Calderón, los jóvenes detrás de Albur Fashion, “una marca de playeras en la que se toma la cultura mexicana de una forma divertida y original”, alcanzaron a reunir los 30 mil pesos que solicitaron a través de Fondeadora- plataforma nacional de crowdfunding- para finalizar su segunda colección de ropa.

El documental “12 horas 2 minutos”, que aborda el tema de transplante y donación de órganos, requiere 125 mil pesos para terminarse. Los productores Federico Lemos y Luis Ara acudieron a Idea.me –que  busca una presencia regional latinoamericana- con el fin de solicitar recursos a los internautas. Aun faltan seis días para que concluya el plazo para aportar. Los proyectos que solicitan apoyo su ubican en categorías diversas: música, tecnología, diseño gráfico, moda, editorial, arquitectura y urbanismo, fotografía, educación, medio ambiente, gastronomía, por mencionar algunas. Cada uno de estos explica de forma detallada y se ilustra con un video en los sitios de financiación colectivas, con el fin de despertar el mayor interés del usuario.

 

CULTURA DE “PROCUCOMUN”

El crowdfunding es un modelo alternativo que se sustenta en las aportaciones de los mismos consumidores para que proyectos de todo tipo se conviertan en  realidad.

Antoni Gutiérrez-Rubí, asesor en comunicación y consultor político, dice que el ADN de la financiación colectiva es la cultura del procomún: “Generar un permite que la propiedad sea colectiva y los beneficios reviertan en la propia sociedad”.

El especialista refiere que los usuarios están dispuestos a realizar una “microaportación” porque quieren que las ideas creativas se lleven acabo y desean sentirse parte del sector que las impulsa.

Redes sociales, así como blogs, son fundamentales para que iniciativas basadas en el crowdfunding  tengan éxito, tanto los creadores necesitan de estas herramientas para comunicar las novedades en torno a sus proyectos, como los proyectos para involucrar a otro posibles financiadores.

“La tecnología permite generar una comunidad de intereses más allá de un espacio determinado. Algunas propuestas serian difíciles de realizar, a causa de la dispersión geografita de los interesados, pero si son posible, actualmente, a través de la conexión global que ofrece Internet”, explica Gutiérrez-Rubí.

De cualquier manera, si un proyecto no obtiene el financiamiento necesario para llevarse a la practica, los que invirtieron en esto no pierden sus recursos, se les devuelve la misma cantidad que proporcionaron, por lo que su inversión nunca esta en riesgo.

En la misma situación, los creadores tampoco salen perjudicados al contrario: sus ideas son vistas por miles de personas y empresas en los sitios de crowdfunding, lo que les permitirá establecer relaciones profesionales que de otro modo no hubieran logrado.

 

MODELO CON FUTURO

Los representantes de Fondeadora, Idea.me y Bandtastic coinciden en que en el futuro próximo surgirán más servicios de crowdfunding, además de que se popularizará este esquema de financiación, llegando a diversos sectores de la industria.

“Me parece que paulatinamente el modelo se incorporará a los recursos y tomará mucha fuerza”, manifiesta Gustavo Álvarez, de Fondeadora.

De igual modo, el asesor en comunicación Antoni Gutiérrez-Rubí, piensa que esta tendencia se ampliará y segmentará: “Aparecerán plataformas para la microfinanciación de proyectos muy específicos de un temática concreta: desde un estilo musical  o literario a sectores profesionales determinados (Arquitectura, Ingeniería, Farmacia, etcétera).El crowdfunding tiene camino por re4correr”, asegura.

Por lo pronto, las plataformas locales y regionales empiezan a posicionar como opciones viables para consolidar diversas ideas lo cual ya marca un hito en la industria, ya que de otra forma sería complicado llevarlas a la práctica.

(Con información de L.M.P)

 

 

 

 

PLATAFORMAS DE ALCANCE

Algunas más locales y otras con alcance regional, las plataformas de crowdfunding adquieren cada vez más relevancia, sobre todo en un contexto donde las crisis económicas son una constante.

Kickstarter es el referente obligado cuando se quiere hablar del tema. El sitio se fundó en 2008 y se caracteriza por difundir iniciativas que se ubican en  la música, el cine y lo editorial. Una de las propuestas que ahora promueve es “Carmageddon”, una seri de videojuegos popular y polémica a finales del siglo pasado, y que ya alcanzo a reunir los 400 mil dólares para una nueva entrega.

En México está Fondeadora lanzada el 14 de julio del año pasado. Gustavo Álvarez, director general de la plataforma, manifiesta que nueve proyectos han sido apoyados exitosamente de 55 que se han publicado (aunque se han recibido alrededor de 400).

Considera que la cantidad de ideas con una financiación favorable aumentará conforme a los usuarios hagan más confianza en servicios de cowdfunding.

“Hace falta que la gente se involucre más, lo cual vamos a lograr en el momento que los creadores comprendan cuál es la dinámica que deben tener una vez que se publica su proyecto: involucramiento activo y continuo durante el periodo de fondeo. Y por otro lado, deben ofrecer recompensas muy atractivas, ya que los usuarios no están dispuestos a entregar su dinero si éstas son poco significativas”, observa.

“Idea.me” es otro servicio crowdfunding que tiene presencia en cuatro países: Argentina, Chile, México, y Uruguay. Se lanzó en agosto de  2011 y sus fundadores lo definen como la primera plataforma de financiamiento colectivo con presencia regional.

 

VAN COSECHANDO LOGROS

“Se ven diversas ideas en Latinoamérica, hay muchos creadores, pero necesitan recursos y difusión; el sitio surge para responder y potenciar este talento”, sostiene Pia Giudice, jefa de Alianzas  y Comunicación de Idea.me.

De las 149 proyectos curados y publicados en la página, unos 30 han sido financiados exitosamente (aunque se ha recibida mas de mil 500).Giudice declara que el porcentaje de iniciativas que alcancen los recursos deseados crecerá paulatinamente, sobre todo cuando los usuarios le den más confianza a los creadores.

Tanto  “Fondeadora” como “Idea.me” retienen el cinco por ciento de cada proyecto que logra financiarse exitosamente. Cuando sucede lo contrario, como ya se mencionó, el dinero es devuelto a los usuarios sin ningún cargo.

En este sentido, son varios los factores que determinan que una idea pueda hacerse realidad, y mucho dependerá de cómo la promuevan los emprendedores y qué tanto el consumidor se enganche con ésta.

 

“Bandtastic” es un iniciativa que ha ido corrigiendo algunos detalles para que se entiendan los alcances que tiene. Se trata de una plataforma en la que los usuarios puedan juntar dinero para traer a México a bandas y artistas que descubren en Internet.

 

A tres meses de haberse lanzado, la comunidad de este sitio ya fondeó el concierto de Nullsleep+cTrix, realizado el 8 de marzo de este año, sin embargo, el segundo en el que se presentaría Real Estate, no se realizó.

“No se juntó el dinero…Después de pensarlo mucho, nos dimos cuenta de que no había tenido la suficiente difusión”, asevera Luis López Méndez, cofundador del servicio.

 

Así, el servicio de Bandtastic decidió que fueran los propios fans quienes pusieran a las agrupaciones que querían ver y cuánto estarían dispuestos a pagar  por su boleto de acceso. El próximo concierto ya se está fondeando: de los usuarios depende si el grupo neoyorquino Anamanaguchi se presentará el próximo 27 de julio en la ciudad de México.

 

 

 

Fuente: El Universal

Fecha: Lunes 4 de junio del 2012


 

 

 


 

 

Read 964 times Last modified on Viernes, 09 Noviembre 2018 00:20